Joaquin Stella, Juan Carlos Mugnolo Elias Hurtado Hoyo, Cesar Bergada, Eusebio Jurczyszin El Rotarismo Argentino por la paz.- Rotary Club de Buenos AIres .Distrito 4895. Rotary Internacional. 2002

0
586
Joaquin Stella, Juan Carlos Mugnolo Elias Hurtado Hoyo, Cesar Bergada, Eusebio Jurczyszin

acceso articulo completo; Malvinas 2002 

Revista Vida Rotaria. N 482-julio-agosto 2019

CENTENARIO del ROTARY CLUB de BUENOS AIRES
El Rotary Club de Buenos Aires y su compromiso por la paz. El centenario del Rotary Club de Buenos Aires conmemora el aniversario de una prestigiosa institución de alcance nacional e internacional. Sus inicios se remontan al Jockey Club, el 8 de noviembre de 1919. Es referente de la Argentina tanto por sus publicaciones, como por sus socios y actividades.
Además de su larga vida y extensa trayectoria, el Rotary Club de Buenos Aires tuvo un papel protagónico y fundamental en el camino de la búsqueda de la paz. Su trabajo cotidiano acercándose a los que menos tienen, promoviendo actividades
concretas y directas, asociándose a otros clubes rotarios o sociales, define uno de los sentimientos más profundos por lo que sus socios se encuentran cada semana. Es una mirada hacia la paz interior de nuestra patria. Para este breve recuerdo, me referiré a dos episodios de carácter internacional que repercuten hasta nuestros días.
Una actitud determinante se produjo durante el conflicto del Chaco, en la década del 30 del siglo pasado. La diferencia de los límites entre Bolivia y Paraguay había surgido en el siglo XIX. Varios tratados previos habían fracasado. El club, al ver con preocupación que la guerra enfrentara a los hermanos paraguayos y bolivianos, y advirtiendo que esta situación
afectaría a todo el cono sur, emprendió la difícil y noble tarea de involucrarse para alcanzar la paz entre ambos pueblos.
La mediación de Argentina, a través del Rotary Club de Buenos Aires, ha sido de vital importancia a la hora de solucionar y consolidar la concordia en la región. Esto es cabal ejemplo de uno de los propósitos rotarios.
“Un puente rotario de amistad entre Asunción y La Paz a través de Buenos Aires” así se conoció la hazaña humanitaria
del club, gracias a la capacidad y diplomacia de sus socios, quienes oficiaron de intermediarios de los prisioneros de guerra de ambas naciones, y sus familias, asegurándose que recibieran las respectivas correspondencias, y a pesar de
la situación beligerante, velando por el respeto de la dignidad humana.
La firma del Protocolo de Paz del Chaco, realizada el 12 de junio de 1935, contó con la rúbrica de notables rotarios. A través de ilustres figuras como el presidente del Paraguay, Dr. Eusebio Ayala y el del mediador de la Nación Argentina,
Gral. Agustín P. Justo, el canciller de Bolivia, Tomás Elio, y el canciller de la República Argentina, Dr. Carlos Saavedra Lamas, se impregnó de espíritu rotario tan importante acontecimiento. La enorme contribución argentina al
logro de la paz en los destinos de América del Sur, puso en lo más alto y en las páginas de la historia a nuestro centenario club. Tal es así, que el Dr. Carlos Saavedra Lamas recibió el premio Nobel de la Paz por su actuación en la búsqueda del cese al fuego. El protocolo contó con el apoyo del Rotary International.
Este enfrentamiento fue uno de los más cruentos de la historia de nuestro continente. En él, el Rotary Club de Buenos Aires demostró a través de su accionar y por intermedio de la labor de sus socios, el espíritu que forjó desde su nacimiento
y que lo caracteriza. Por último, el otro episodio que destacaré es el “Acto en Homenaje a los Médicos Militares y Civiles del Frente de Guerra de las Islas Malvinas, Georgias y Sandwich”, que acontenció con Inglaterra en el año 1982.
El 23 de mayo de 2002, al cumplirse 20 años del conflicto, cinco rotarios de Buenos Aires encabezados por Elías Hurtado Hoyo, fueron responsables del primer homenaje a combatientes de dicha guerra. Fue acompañado por los consocios Joaquín E. Stella, Ricardo G. Brinzoni, Walter D. Barbero y Miguel Galmés.
Ante los resultados adversos de la guerra, los soldados fueron repatriados sin el debido reconocimiento. Durante años permanecieron en el olvido de su pueblo. En la actualidad, se puede apreciar una incipiente y creciente valorización de los hombres y mujeres que
lucharon por defender la soberanía nacional en las Islas Malvinas.
El repaso de estos hechos al conmemorarse el Centenario del Rotary  Club de Buenos Aires y del Rotarismo Argentino, no es fortuito. Lo hago con el fin de evocar el espíritu y la buena
voluntad que convoca a los rotarios, hombres provenientes de distintas actividades y rincones del mundo, cobijados en nuestro país, con un fin que trasciende las fronteras espaciales y realza los propósitos universales que, aunque difíciles de lograr, deben ser considerados como metas a alcanzar. A futuro, representa un enorme desafío el lograr perpetuar en el tiempo los nobles valores rotarios.